INICIO ACERCA DE ARTÍCULOS BLOG CAPACITACIÓNCONTÁCTENOS

- ¿Adónde quiero llegar?

- Lo importante: ¡No perder el rumbo!

- Ver más artículos


 

Personal Branding 1

¿Adónde quiero llegar?

Si bien nuestro Yo –nombre y apellido– nos diferencia de los demás, en la actualidad eso no es suficiente para poder alcanzar un posicionamiento y marca personal destacados en el entorno o ámbito en el cual nos desempeñamos o pretendemos insertarnos. Porque las oportunidades son cada vez más limitadas y existen también otras personas que están interesadas en el mismo objetivo. Se trata de una realidad propia del tiempo actual y que se caracteriza por lo siguiente:

¡Hay demasiados interesados frente a una escasa oferta de oportunidades!

Esta limitación real no es exclusiva del ser humano. También impacta en las Marcas –Productos y Servicios– que existen en el mercado en general, al punto que frente a la gran sobreoferta vigente suele decirse que “lo que sobran son productos y lo que faltan son clientes”.

Este no es un dato menor, de modo que cada uno de nosotros debería tenerlo muy en cuenta toda vez que desee llevar a cabo un proyecto personal. No sólo hay que tener bien en claro adónde uno quiere llegar –y sus requisitos inherentes– sino que a ello habrá que sumarle las herramientas clave que, desde su propio Personal Branding, uno debiera tenerlas incorporadas para emplearlas, adecuadamente, mientras se transita hacia la meta.

El desafío es poder estar bien preparado y haber definido, de antemano, el mejor plan de Marketing Personal que a uno le permita sobre la marcha poder alcanzar un posicionamiento adecuado, gestar Tu Marca Personal y desarrollarla.


Si previamente hemos resuelto estos requerimientos, luego se estará en condiciones de poder capitalizar dos beneficios importantes:

1. Sobresalir del promedio del mercado, es decir, de las personas que también compiten por lo mismo, quedando uno así mejor posicionado
  frente al objetivo que se desea alcanzar.

2. Disfrutar de los logros obtenidos y del reconocimiento ganado, incluso dentro del ámbito de tus relaciones, por las mejores prácticas del
  Personal Branding, Tu Marca Personal.

José Podestá

Reflexión:

“El futuro les pertenece a quienes ven oportunidades antes de que se vuelvan obvias”
John Scully  




Lo importante: ¡No perder el rumbo!


Ante la dificultad para liderarse a uno mismo, implícitamente se origina el riesgo-peligro de entrar en conflicto con otras personas e incluso de no poder alcanzar la meta propuesta, aunque en el corto plazo ya se hayan alcanzado los primeros éxitos. Esta carencia de dominio y precisión, ante los problemas derivados del contexto, del cambio continuo y acelerado –tan característico del momento actual– suele colocar a estas personas en una posición de desventaja frente a sus pares; en el ámbito del Marketing se diría que estas personas poseen una desventaja competitiva.

El signo característico y primario de esta limitación lo vemos, muy a menudo, expresado en el clásico “echarle la culpa a los demás” por las cosas que nos suceden. Posiblemente a la mayoría de nosotros nos ocurrió, en más de una oportunidad en el ámbito laboral, profesional o social, haber sido quizás el emisor o el receptor de alguna culpa ajena. Si bien por lo general ello produce un efecto negativo entre los involucrados, también se trata de algo muy arraigado en las sociedades urbanas.

También existe otra manifestación tan negativa como la anterior. Es la referida al ególatra –no confundir necesariamente con el líder. Se trata de aquella persona que siempre trata de hacerse notar sobre los demás –no por ser generalmente el más capaz– pretendiendo que todos lo acepten y hasta le rindan un reconocimiento incondicional. Es de imaginar el daño que produce este tipo de personaje cuando coincide con el rol del jefe o ejecutivo en una empresa, o se trate de nuestro socio en un emprendimiento.

¿Qué puede hacer frente a ello el Personal Branding, Tu Marca Personal?

Mucho. Justamente porque tiene una relación directa con nuestro proyecto personal y con el plan de mejora continua al cual todos aspiramos, como seres humanos, en el ámbito en donde trabajamos, interactuamos o ejercemos una actividad o profesión.

Personal Branding 2

Cualquiera sean los factores o amenazas que a conciencia sabemos que atentan contra el logro de nuestra meta personal –laboral, profesional o social– merecen ser detectados y dimensionados, en su magnitud, para luego poder superarlos o eventualmente neutralizarlos. De esta forma, evitaremos que estos condicionantes externos terminen –como muchas veces ocurre– haciéndonos cambiar o literalmente perder el objetivo que nos habíamos propuesto alcanzar.

Así como toda empresa va potenciando en su marca la mejor propuesta de valor para ganar el reconocimiento y aceptación del cliente, lo mismo se trabaja y desarrolla desde Tu Marca Personal. Aquí el fin perseguido es:

¡Diseñar la mejor estrategia-solución que te permita gestar o fortalecer tu posicionamiento e imagen, para no perder dentro del ámbito en donde estás o deseas desarrollarte, el rumbo fijado!

José Podestá

Reflexión:


“Quien espera a que el clima sea propicio, nunca sembrará nada ni cosechará nada”
Eclesiastés  

 

© Tu Marca Personal - Todos los derechos reservados. Se permite la difusión del contenido únicamente citando la fuente.